contacto
Suscribirse al boletín
INICIO GALERÍAS DIARIO TESTIMONIALES ENSEÑANZAS COMUNIDAD CONTACTO
 

Discurso para un homenaje a Angelina en Club de la Colina

 



 
 
Nos sentimos muy gratos por haber sido invitados a tan hermoso homenaje, lleno de aprecio, cariño y respeto por Angelina; a nombre de mi familia reciban nuestro más sincero agradecimiento.

Se dice que mientras que el ser querido esté vivo en el recuerdo, nunca morirá; creo que esto va más allá, dado que soy un convencido de que el Amor nunca muere y eso es lo que sentimos por Angelina, tal vez yo esté en una posición privilegiada para hablar de eso, dado que ella y yo compartimos tantas cosas.

La rara mezcla que hay en mí de un ingeniero que esta migrando irreversiblemente hacia las humanidades, me permite escribir estas líneas con toda sinceridad y sentimiento.
Con Angelina era inevitable el no conversar, un ser hecho para expresarse, una mujer llena de emociones, de un corazón dispuesto a compartir y ayudar desinteresadamente; Una mujer admiradora de la cultura Francesa; que conoció paradójicamente a un anglo parlante, su esposo, encuentro que no estaba en sus planes, ya que era resistente a la lengua inglesa; de esta forma se abrió a la posibilidad y rompió sus paradigmas y en este conjunto de aspectos como ejemplo, tuve la dicha de compartir muchas charlas filosóficas, y me vino a la memoria una vez que ella me platicó sobre su aprendizaje, ya cerca de los 60 años, donde la vida se empieza a ver desde otra óptica.

Claramente recuerdo que me decía, “al pasar los años me he dado cuenta que como familia tuvimos muchos problemas y carencias, sin embargo el valor más importante que ha quedado en mi es la Libertad; jamás se nos cuartó nuestra forma de pensar, ni de actuar, se nos dejo libres para elegir y poder equivocarnos, y así volver a corregir; nunca nos impusieron credos, ni ideología; esto expandió nuestros límites, de esto estoy muy agradecida”…

Pasando a otro as pecto de reflexión, ella comentaba .. “ Al transcurrir del tiempo, me siento llena de planes, y sobre el tema de la pareja me he dado cuenta que los más importante es la Lealtad, saber que cuentas con alguien incondicionalmente y que esa persona cuenta contigo, para mí ha sido difícil poder compaginar las diferencias culturales y de caracteres en una relación; hablar todo el día inglés me es desgastante, pero sin embargo se que Keith estará conmigo incondicionalmente hasta el final, y eso creo que es lo que cuenta; ya a mi edad no me es tan importante el aspecto físico, el orden, entre otras cosas; las barreras de comunicación en ocasiones llegan a ser abrumadoras, no solo por el idioma, sino por nuestras formas distintas de ser, sin embargo se que él me es leal y yo a él… y eso me basta…”

Es por demás comentar el nivel de lealtad que existía entre Angelina y yo, agregando que nuestra comunicación era fluida, podíamos abordar cualquier tema, hablar de nuestros dilemas, ideales y desafíos, nos prestábamos libros, en ocasiones solo nos escuchábamos, no teníamos problema en expresar nuestras emociones, sabíamos que éramos los únicos miembros de la familia que podíamos llegar a tal nivel de intimidad y eso nos unió por años, a pesar de las altas y bajas que tuvimos.

Su ausencia es muy sentida, desconcertante en ocasiones insoportable; pero su legado es mayor, en cada palabra compartida, en sus carcajadas desenfadadas, su cariño y compromiso, todo esto hace un contrapeso que como decía creo que San Juan de la Cruz (debo de admitir que no soy muy ilustrado en temas de la Iglesia); “al final de nuestros días la pregunta última, es cuánto fuimos en el Amor? “ Y ahí es en donde mi corazón encuentra consuelo, y empieza a tocar la aceptación, dado que ella dio Amor a raudales, se entregó, ayudó y nos hizo la vida más llevadera; pocas personas he conocido que hayan tenido tantos amigos de calidad; pocas personas conocí que les demostraran tanto afecto, esa parte de ella vive y vivirá en mí, eso me conforta, me acompaña, me sigue acariciando y sobre todo me ayuda a ver hacia el futuro a pesar de la perdida.

Si Angelina tuviera que ver con una Flor la describiría como fragilidad
Si tuviera algo que ver con una textura la definiría como suavidad.
Si tuviera que ver con una emoción la llamaría Alegría.
Si pudiera describir su transcendencia la resumiría en entrega y lealtad.

Intuyo que su muerte encierra un propósito, tal vez un misterio, se que con su partida, se reajustaran estructuras de nuestra familia, y confío en que todo esto nos hará reflexionar y crecer para un fin mayor, su recuerdo nos acompañará, su legado seguirá y finalmente nos volveremos encontrar en ese lugar especial.

Con todo mi Amor.
Héctor



 
 

Recomendar a un amigo este artículo

 
 
     
 
 
 
   

COMENTARIOS



¿Qué esperas?
Inicia Sesión aquí para participar en los foros

 

 

Encuesta

¿ La manipulación psicológica a los menores por parte de algún conyuge, debería ser considerada como un delito ?
Si
No

Sitios de Interés

Oganización contra la alienación parental en México
http://www.alienacionparental.org/index.html
Consejos para padres divorciados (Nos divorciamos)
http://www.nosdivorciamos.com/
Creer es Crear de Santiago Pando
http://www.creerescrear.com/
Meditaciones Aida Castañeda
http://www.tuluzinterior.com/
La Puerta de Gaby Caccia
http://www.lapuertadegaby.com/
Pai Legal (Brasil)
http://www.pailegal.net/
Amor de papá (Chile)
http://www.amordepapa.org/index.htm

Barra de Videos






INICIO
I GALERIAS I DIARIO I TESTIMONIALES I ENSEÑANZAS I COMUNIDAD | CONTACTO
 

VISITANTE 00740706